Categorías
Diario

Centros Vacacionales y Paz

Viajar es una forma estupenda de explorar otros países, culturas y sus gentes. Aunque esto es especialmente cierto para los viajeros, es irónicamente igual de cierto para el típico veraneante. El típico lugar de vacaciones europeo es básicamente un gran conglomerado de hoteles, restaurantes, cafés, tiendas, casinos y discotecas. En el aeropuerto, en la playa, en la cafetería y en el vestíbulo del hotel se encuentran veraneantes alemanes igual que británicos, franceses, holandeses, suecos, italianos, daneses, polacos, rusos, suizos, españoles, turcos, ucranianos, noruegos y, a veces, incluso estadounidenses o asiáticos.

A pesar de algunas pequeñas quejas de que los rusos y los ingleses beben demasiado y salen de fiesta, todos ellos disfrutan de sus vacaciones entre ellos. Los rusos no atacan a los británicos con taburetes de bar, sólo porque su primer ministro acusó a su presidente de algo (La excepción confirma la regla). La gente quiere convivir pacíficamente. Desean convivir con los demás. Y todos quieren disfrutar al máximo del tiempo que tienen en sus vacaciones.

Esto es cierto tanto a microescala (el destino de vacaciones) como a escala global (nuestro mundo). La gente quiere vivir y disfrutar de su vida. El objetivo es minimizar los conflictos para aumentar los aspectos positivos. El destino de vacaciones muestra que los Joe, Wadym, Ilker, Marius y Fernando normales no quieren librar guerras sin sentido con otras naciones ni acusarse mutuamente de estupideces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto la Política de privacidad